¿Por qué sigues soltera?

Si bastantes personas te preguntan por qué razón estás soltera, te voy a contestar esa pregunta mas desde una perspectiva edificante. Primeramente deseo señalarte que estar soltero o bien soltera es con perfección normal y está a la perfección bien.

mujer soltera

Ninguna situación es perfecta o bien ideal, meditar de esa forma es ceder ante construcciones mentales que verdaderamente no tienen mucho sentido. Mira, tanto ser soltero como tener pareja tiene 2 caras, tiene un aspecto positivo y otro aspecto no tan positivo, como todo en la vida. Entonces si estás en una situación o bien en la otra, no hay por qué razón darse mala vida. Ahora, si verdaderamente deseas tener la experiencia de una relación de pareja y no se te da, posiblemente sin darte cuenta, mismo puedas estar bloqueando ese flujo de energía con ciertas actitudes y pensamientos recurrentes.

Para localizar una pareja no hay que participar en un casting. No debes cumplir con una serie de atributos para poder “calificar en una categoría.” Si todavía no tienes la pareja que quieres no es por que “eres demasiado serio” o bien pues “es que estás demasiado ofuscado con tener hijos,” o bien pues es que ” eres muy neurasténico”… No, ni nada de eso, ni nada semejante. Meditar así es confirmar la idea de que no eres suficiente, o bien algo está mal contigo o bien te falta algo.

Y esto me lleva a la razón número 1: Condicionar tu valor o bien pensar que no eres suficiente. Mientras que seas susceptible a sentir (de esta manera sea en un plano inconsciente, que pasa en la mayoría de las veces), mientras que seas susceptible a sentir que no eres suficiente, estarás ahondando ese depósito energético que vibra soledad, vibra inseguridad y vibra frustración. Cuando tienes un pensamiento de cualquier clase, siempre y en todo momento vas a trasmitir una cierta vibración, y esa vibración irá edificando tu realidad. Si lo que estás vibrando es un patrón de inseguridad que dice: ‘yo no valgo’, entonces eso es precisamente lo que se marcha a manifestar en tu vida. En este estado hay una tendencia a formar un círculo vicioso de inseguridad, sofocación y frustración que nos lleva a la razón número 2: Meditar en una relación de pareja desde la falta.

¿De qué forma es eso? Bueno, cuando piensas en la relación de pareja que quieres, te enfocas en los sentimientos que experimentas al NO tenerla. Cuando sientes y piensas en lo mucho que la ansías, en la falta que te hace, en de qué manera te acuestas en la noche y tu cama está ‘soooola y fría’, estás vinculando tu energía a LA CARENCIA de precisamente eso que tanto quieres. Por consiguiente adivina qué se marcha a materializar en tu vida: precisamente eso, más falta de una relación de pareja. Si tu atención está fija en esta idea, la vas a continuar fortaleciendo, y fortaleciendo y fortaleciendo conforme pasa el tiempo.

Ahora hablaremos sobre qué debes hacer para solventarlo. Admitir el sitio en el que estás sin sentirte culpable o bien inferior por este motivo. Mira, la soltería tiene muuuuchas ventajas que perderás en el momento en que comiences a convivir con una persona. Por ejemplo: tiempo para ti, espacio para leer o bien ver TV, ah bueno, poder sobre el control a distancia (si eres mujer perderás absolutamente tu poder sobre el control a distancia), el poder de crear planes basados en lo que deseas, libertad para frecuentar nuevas amistades y hacer otras nuevas, espacio para explorar nuevos aspectos de ti (algún hobbie, ahondar en tu espiritualidad, practicar un nuevo deporte) y muchas cosas más.

Y con esto no te quiero decir que perderlas o bien tener menos tiempo para ellas, cuando halles una pareja sea malo, ¡Para nada! Sencillamente cambias una forma de vivir por otra, y no desea decir que una sea peor o bien mejor que la otra. Mas hablamos ahora de cuáles tus circunstancias actuales y son las ventajas que tienes ahora con lo que tienes: disfrútalos, sácales el máximo provecho y agradece con lo que tienes ahora.

No te quedes en tu casa mirando el techo, lamentándote con lo que no tienes y atrayendo a tu vida falta y escasez. ¡No eres menos! A la inversa, vales mucho, y no debes demostrárselo a absolutamente nadie más que a ti, con lo que manos a la obra y a gozar de la aventura con la persona más esencial del mundo: . Si te sientes mal en algún instante, si la sensación de soledad, de frustración o bien de culpa se apodera de ti ocasionalmente (cosa que es absolutamente normal en tanto que somos humanos y en ocasiones tenemos ese género de frustraciones) lo que debes hacer es observarla, admitir que está allá, y intentar hallar un pensamiento que se sienta un tanto mejor.

Recuerda que no tienes por qué razón pasar de un sentimiento de tristeza o bien soledad a ser plenamente happy, “yeiii”. Eso no es nada fácil de hacer. Entonces sé afable y sé cariñoso contigo. Si te sientes triste, busca primero hacer cosas que te den paz, que te den calma. Recuerda el proceso de sentirte mejor es gradual, no trates de forzarte. A la medida en que veas que tu ánimo sube, puedes ir buscando acrecentar tu vibración hasta el momento en que llegues a estar en cien por ciento y total buena onda. Tus pensamientos y acciones son esenciales para este propósito, con lo que toma total conciencia de ellos. Obsérvalos y no permitas que se vayan a la ida. En el momento en que te sientas mejor y pienses en la relación de pareja que quieres, diviértete, disfruta imaginando de qué manera deseas que sea, visualiza de qué forma es tu relación, lo bien que te sientes, lo agraciado que te sientes, las cosas que haces y que compartes con tu pareja, lo mucho que se aman. Trata de hacer esto toda vez que te acuerdes y espera que la persona indicada va a llegar a ti justo en el instante indicado.

Esto desea decir que vas a cultivar pensamientos y emociones positivas que se sientan bien para ti. No importa cuál sea la realidad que vives en este momento: eso está bien, admítelo, no pelees contra ello. Tampoco importa que te sientas mal algunas veces. Eres un humano con sentimientos. Lo esencial es que poquito a poco consigas un predominio de los pensamientos que están a tono con lo que deseas crear. ¿Que tu realidad no te lo muestra aún? No importa. Eso no importa. Lo esencial es lo que irás cultivando en tu mente: y es una sensación de expectación positiva y de seguridad absoluta de que eso que deseas, llegará. No sabes de qué forma llegará, no sabes en qué momento, mas sabes que va a llegar.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *